Qué es la estampación metálica

Contáctanos

Si no sabes qué es la estampación metálica, en este post te ayudaremos a entender qué es, para qué sirve y qué tipos hay. Nosotros llevamos muchos años en este negocio y nos apasiona. Por ello, trataremos de darte toda la información posible, pero si te queda alguna duda, estaremos encantados de ayudarte.

  1. Tipos de estampación metálica
    1. Estampación en caliente
    2. Estampación en frío
  2. Aplicaciones de la estampación metálica de piezas
  3. Ventajas e inconvenientes de la estampación metálica
fabricantes de estructuras para placas solares

Fabricantes de estructuras para placas solares

En Estampaciones Metálicas Valma disponemos de instalaciones y conocimientos para ayudarte en el diseño y fabricación de los componentes para estructuras de paneles fotovoltaicos o térmicos.

Partiendo de tu concepto inicial, procedemos al diseño y fabricación de la matriz. Esta matriz es de tu propiedad y sólo se empleará para la fabricación de tus componentes.

Nuestras líneas de prensas, producirán en serie estas piezas metálicas, garantizándote en todo momento la calidad y el suministro justo en el momento que las necesites.


Tipos de estampación metálica

Básicamente encontramos dos tipos muy diferenciados en el campo de la estampación:

Estampación en caliente

Estampaciones-en-caliente

La estampación en caliente se emplea para la fabricación de piezas partiendo de un trozo de material precalentado. Dicho material se calienta para lograr que sea maleable y posteriormente se introduce en un molde, donde una prensa de gran tonelaje lo hace cerrarse, obteniéndose así la pieza endurecida. Este tipo de estampación se emplea para la fabricación de herrajes, elementos decorativos, componentes para grifería, etc. Normalmente estas piezas requieren operaciones posteriores de mecanizado y de acabado superficial. El proceso es similar al del forjado.

Estampación en frío

La estampación metálica en frío es un método de fabricación de piezas mediante procesos de corte y deformación de chapa metálica de diferentes aleaciones. Este proceso productivo se realiza mediante una prensa en la que se sitúa una matriz. La chapa, que normalmente viene en forma de bobina, discurre por la matriz. La prensa, hace que la matriz se cierre con fuerza, confiriendo a la pieza su forma final.

Este post se va a centrar sobre este tipo de estampación, que es el realizado en Valma.

Aplicaciones de la estampación metálica de piezas

Es enorme la diversidad de piezas que se pueden fabricar mediante el proceso de estampación. Desde sencillas escuadras a complejos componentes para automoción o aeronáutica, pasando
por elementos para electrodomésticos. Si miramos a nuestro alrededor, seguro que al menos encontraremos un mínimo de 10 piezas que se han fabricado por estampación:

  • Soportes para la TV.
  • Herrajes de los muebles.
  • Bisagras de puertas.
  • Piezas de equipos electrónicos.
  • Tapones y tapas metálicas.

Ventajas e inconvenientes de la estampación metálica

La estampación, está enfocada a la producción de piezas metálicas con geometría estable, no sujetas a cambios y con una demanda importante en cuanto a número de piezas.
Estos dos aspectos son los que marcarán la idoneidad del proceso de estampación para una pieza en concreto:

  • Pieza no sujeta a cambios.
  • Cantidades importantes.

El primero de los aspectos tiene su explicación en el hecho que la pieza se fabrica mediante un molde que genera el corte y deformación sobre la chapa. Un cambio en su geometría, por pequeño que sea, conllevaría un cambio o una modificación en el molde, en el mejor de los casos.

El segundo aspecto que hace viable este proceso de mecanizado, es el número de piezas a fabricarse. Nuevamente es el molde quien marca este punto de idoneidad. Puesto que el molde tiene un coste (normalmente importante con respecto a la pieza), dicho coste se habrá de imputar o amortizar a lo largo de la vida útil de la pieza. Cuantas más piezas vayamos a fabricar, menor será el coste a repartir por cada unidad fabricada. En el caso de que la pieza a fabricar aún no esté homologada o pueda sufrir modificaciones, es interesante plantearse una etapa de transición en la misma, empleando métodos alternativos a la estampación, como por ejemplo el corte láser y plegado CNC. Aquí no hay coste de utillaje o molde y, aunque el precio/pieza es mayor, en caso de cambio de versión de la pieza, no requiere inversiones adicionales.



Recuerda que somos expertos en estampación metálica en frío. No dudes en contactar con nosotros para cualquier necesidad que tengas con relación a este proceso. Estaremos encantados de atenderte.